4 beneficios sorprendentes de la masturbación

4 beneficios sorprendentes de la masturbación

Además de tener orgasmos, hay muchas otras razones por las que las personas se masturban, como aliviar el estrés y descubrir cuáles son las zonas más placenteras.

“La masturbación es mala y puede ser adictiva”. Probablemente hayas escuchado esta afirmación en algún momento de tu vida. Pero, ¿es verdad? ¿O, por el contrario, puede ser beneficiosa? Comencemos por comprender qué es realmente la masturbación, sus ventajas y si realmente puedes volverte adicto a ella.

¿Qué es la masturbación?

La masturbación, también conocida como autoplacer, es el acto de estimular, frotar y/o acariciar los genitales u otras partes del cuerpo por diversas razones, pero, generalmente, por placer. Se puede hacer en soledad, lo que implica estimular el propio cuerpo, o puede involucrar a dos o más personas que se tocan simultáneamente o por turnos.

Esta estimulación puede llevarse a cabo con la mano o mediante el uso de juguetes sexuales y puede ser para lograr placer, relajación o aliviar la tensión sexual acumulada, no solo para alcanzar orgasmos.

Masturbación femenina en foto

¿Cuáles son los beneficios de la masturbación?

Aparte de tener orgasmos, hay muchas otras razones por las que la gente se masturba:

  1. Reducir la ansiedad sexual: el temor de que el sexo pueda resultar en un embarazo o pueda propiciar el contagio de una infección de transmisión sexual (ITS) puede llevar a que una persona se sienta ansiosa. La masturbación en solitario puede ayudar a reducir esta ansiedad, ya que no hay riesgo de embarazo y las posibilidades de contraer una ITS son realmente bajas.
  2. Reducir el estrés y dormir mejor: masturbarse por placer sexual hace sentir un mayor nivel de satisfacción que puede llevar a dormirse después del acto. Lo que sucede es que el cuerpo libera hormonas llamadas vasopresina y melatonina, que ayudan a promover un mejor sueño.
  3. Auto-chequeo: durante la masturbación, al tocar los senos, la vulva o el pene es posible detectar bultos, erupciones, llagas o anomalías, y buscar ayuda médica si es necesario.
  4. Incrementar el placer: a veces, la masturbación se incorpora al enfoque sensorial, que es un tipo de terapia sexual que se centra en tocar los genitales y otras zonas erógenas para descubrir qué sensaciones genera. Es también un ejercicio muy útil para quienes han sido víctimas de agresión sexual y desean volver gradualmente a tener contacto sensual e íntimo con otras personas.

¿Es posible generar una adicción a la masturbación?

La masturbación no genera adicción, pero sí podría volverse compulsiva. Las adicciones son impulsadas por la necesidad de buscar placer en comportamientos dañinos e implican una pérdida lenta de control y la lucha por retirarse. Los comportamientos compulsivos, en cambio, son la necesidad de hacer algo con urgencia y repetidamente, generalmente por miedo, ansiedad o satisfacción. Por lo general, no arruina ni interfiere con las actividades regulares, pero esto podría cambiar.

Si bien la masturbación puede convertirse en un comportamiento compulsivo, hacerlo con frecuencia no significa que la persona haya generado una adicción.

¿Cuáles son los signos de una masturbación compulsiva?

Hay varios signos que pueden indicar que una persona tiene comportamientos compulsivos relativos a la masturbación, ya que varían de persona a persona. Los más comunes son:

  • reducción del deseo sexual por la pareja,
  • daño físico a un genital,
  • eyaculación retardada, y
  • aumento de la ansiedad por el rendimiento.

¿Cómo se puede evitar la masturbación compulsiva?

Como ya se ha dicho, los comportamientos se vuelven compulsivos cuando hay una rutina intensa y repetitiva. Los estudios muestran que la mejor manera de detener el comportamiento compulsivo es probar algo nuevo en lugar del viejo hábito. En el caso de la masturbación, estas son algunas cosas que se pueden hacer

Masturbación consciente:

Esta práctica consiste en enfocarse en todos los sentidos y observar cómo se siente la persona ante cada toque y cómo reacciona ante él. Esto ayuda a registrar qué zonas son las más placenteras y escanear el cuerpo para detectar cualquier posible cambio peligroso.

Práctica exterior:

Se trata de tener sexo sin penetración. Incluye otras formas de intimidad sexual como caricias y frotar los genitales.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad en tu próxima sesión de masturbación. Recuerda, no te sientas culpable o triste; ¡haz del placer una prioridad!

¿Tienes algo para compartir? Deja tus comentarios a continuación, contáctanos en nuestras plataformas de redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y TikTok, envíanos un correo electrónico a [email protected] o únete a nuestra comunidad en línea en forum.findmymethod.org. Para obtener más información sobre métodos anticonceptivos, visita findmymethod.org.

Sobre la autora: Amos Sanasi es una educadora sexual galardonada que se especializa en la iluminación sexual. Su libro “BDSM CHEAT SHEET” es una guía para aquellas personas principiantes que quieren ser positivas. También es la fundadora de RevaginateNG, la primera startup tecnológica de educación sexual de África occidental. Ella tuitea en @thesanasi.