Esponja | Find My Method
 
    • No contiene hormonas.
    • No se requiere receta médica.
    • Puedes introducirla hasta 24 horas antes de tener relaciones sexuales.
    • Efectividad: la esponja no es el método más efectivo, especialmente si ya has tenido un hijo. Con su uso común, solo de 76 a 88 de cada 100 personas lograrán prevenir un embarazo.
    • Efectos secundarios: puede causar irritación.
    • Esfuerzo: alto –debes ponértela cada vez que tengas relaciones sexuales.
    • No te protege de las infecciones de transmisión sexual.

Resumen

La esponja es una pieza redonda de espuma plástica blanda. Tiene un hoyuelo en uno de sus lados e hilo de nailon en la parte superior. Tiene 5 cm de ancho y la insertas en tu vagina antes de tener relaciones sexuales. La esponja funciona de dos maneras: impide que el esperma entre en tu útero, bloqueando tu cérvix, y también libera continuamente espermicida.

Detalles

Es una buena opción si no te importa quedar embarazada. La mayoría de la gente no usa correctamente la esponja, así que, con frecuencia, las mujeres terminan embarazadas. Si no quieres tener un embarazo o un bebé, explora la posibilidad de usar un método diferente.

Te sientes cómoda con tu cuerpo. Si no te sientes bien con la idea de poner los dedos dentro de tu cuerpo, la esponja no es la mejor opción para ti. Se parece mucho a ponerse un tampón, así que: si puedes hacerlo, probablemente podrás adaptarte con la esponja.

Requiere disciplina. Tienes que acordarte de introducir la esponja cada vez que tengas relaciones sexuales. Requerirás un poco de disciplina y planificación. Pero al menos puedes llevarla contigo si quieres.

¿Alergias? No deberías usar la esponja si tienes alergia a las drogas a base de sulfamidas, el poliuretano o el espermicida.

La pregunta sobre el embarazo. La esponja no tiene hormonas, así estarás en capacidad de quedar embarazada tan pronto como dejes de usarla. Protégete con otro método si dejas de usarla y no quieres quedar embarazada.

Disponibilidad. ¿Te gustaría usar este método? Revisa la sección “Métodos en mi país” para conocer lo que está disponible.

Cómo se usa

Puedes introducir la esponja hasta 24 horas antes de tener relaciones sexuales. Es necesario practicar un poco para poder usarla correctamente, así que sigue estas instrucciones.

Cómo ponértela:

      1. Lávate las manos con agua y jabón. Deja que se sequen al aire libre.
      2. Humedece la esponja con por lo menos 30 ml de agua limpia, antes de que te la pongas.
      3. Activa el espermicida, apretando suavemente la esponja.
      4. Con la parte del hoyuelo hacia arriba, dobla la esponja por la mitad y hacia arriba.
      5. Ayudándote con los dedos, desliza la esponja hacia adentro de tu vagina, tanto como puedas.
      6. La esponja se desplegará por sí sola y cubrirá tu cérvix cuando la sueltes.
      7. Desliza tu dedo alrededor del borde de la esponja para asegurarte de que está en su lugar. Debes sentir lazo de nailon en la parte inferior de la esponja.
      8. Solo debes insertar la esponja una vez. No reutilices una esponja que ya has puesto dentro de tu cuerpo. Cuando está adentro, puedes tener relaciones sexuales tantas veces como quieras.
      9. Cuando la esponja esté adentro, estás lista para tener sexo.

Cómo sacarla:

  1. Déjala adentro por lo menos seis horas después de haber tenido relaciones sexuales.
  2. Lava tus manos con agua y jabón.
  3. Mete un dedo en tu vagina y busca el lazo.
  4. Una vez lo tienes, hala la esponja despacio y con suavidad.
  5. Bota la esponja a la basura. Mantenla fuera del alcance de los niños y de los animales.

Consejos y trucos

La esponja debe estar completamente mojada para activar el espermicida. Asegúrate de apretarla para distribuir el agua.

Efectos secundarios

Cada ser humano es diferente. Tu experiencia puede no ser igual a la de otra persona.

Lo positivo:

  • Puedes ponerte la esponja hasta con 24 horas de anticipación.
  • Puedes tener relaciones sexuales tantas veces como quieras mientras esté adentro.
  • Ni tú ni tu pareja sentirán la esponja.
  • Está libre de hormonas.
  • No se necesita receta médica.
  • Puedes usarla cuando estás amamantando.

Lo negativo:

  • Algunas mujeres tienen dificultades para insertarla.
  • Puede causar irritación vaginal.
  • Puede hacer que las relaciones sexuales sean más complicadas.
  • Puede hacer que las relaciones sexuales sean más secas.
  • Algunas mujeres son alérgicas a las drogas a base de sulfamidas, el poliuretano, o el espermicida, y no deberían usar la esponja.
  • Difícil recordar su uso si estás bajo los efectos del alcohol.

Las tasas de fracaso varían enormemente con la esponja. Depende de si has tenido un hijo o no. Para las mujeres que no han tenido hijos, la tasa de fracaso es 9% si se usa perfectamente y 16% con el uso típico. Para las mujeres que ya han tenido hijos, la tasa de fracaso es mayor -20% con un uso perfecto y 32% con el uso del “mundo real”.

Preguntas frecuentes

  • Estamos aquí para ayudarte. Si todavía no te sientes cómoda, te podemos sugerir otras alternativas. Solo recuerda: si decides cambiar de método, protégete en el entretanto. Los condones ofrecen una buena protección mientras encuentras una opción que se adecúe a tus necesidades.

¿Y si la esponja se sale continuamente?

  • Prueba lo siguiente: revisa si la esponja está bien adentro. Debería estar contra tu cérvix.
  • ¿Todavía no funciona? Si sigues teniendo problemas y quieres usar un método de barrera, puedes cambiarte a los condones externos (masculinos), los condones internos (femeninos) o el diafragma.
  • O si quieres probar algo que no tengas que meter en tu cuerpo, o usar cada vez que tienes relaciones sexuales, considera el DIU, los inyectables, el implante, el parche o la píldora.
  • Prueba un método diferente: condón externo (masculino), diafragma, condón interno (femenino), DIU, parche, píldora, inyectables.

¿Y si la esponja me irrita?

  • Probablemente, el espermicida está generando la irritación. Como no puedes separar los dos, deberías probar un método diferente.
  • ¿Todavía no funciona? Prueba un método que no requiera espermicida.
  • Si quieres continuar usando un método de barrera, considera el uso de condones externos (masculinos) o condones internos (femeninos).
  • Considera usar un método en el que no tengas que pensar cada vez que tienes relaciones sexuales, como un DIU, inyectables, el implante, el anillo, el parche o la píldora.
  • Prueba un método diferente: condón externo (masculino), implante, condón interno (femenino), DIU, parche, píldora, anillo, inyectable.