Dispositivo intrauterino hormonal (diuh) | Find My Method
 

Fácil de ocultar. Un pequeño dispositivo de plástico en forma de T que se inserta en tu útero y libera progestágenos.

  • Efectividad: Los dispositivos intrauterinos hormonales son uno de los métodos más efectivos. 99 de cada 100 personas que los usan lograrán prevenir un embarazo.
  • Efectos secundarios: puede aumentar el flujo sanguíneo y los cólicos.
  • Esfuerzo: bajo. Se inserta una vez y dura 3, 4 o 5 años dependiendo del tipo que se use.
  • No protege contra las infecciones de transmisión sexual (ITS).
  • No funciona como anticoncepción de emergencia. En ese caso, mejor usa un DIU no hormonal.

Resumen

El dispositivo intrauterino liberador de levonorgestrel o dispositivo intrauterino hormonal (DIUH) es un método a base de hormonas. Se trata de una pequeña pieza de plástico en forma de T que se inserta en el útero. Una vez ahí, hace que su revestimiento se adelgace, y que el moco cervical se haga más espeso. Esto evita que el esperma fecunde al óvulo. Ofrece 2, 4 o 5 años de protección (dependiendo del tipo de DIUH que se use). Si deseas quedar embarazada, puedes quitártelo.

Detalles

Póntelo y olvídalo. Si no quieres preocuparte por tener que recordar tu método anticonceptivo, el DIUH puede ser para ti. Una vez que está adentro, puedes dejarlo ahí por 3, 4 o 5 años.

Manos libres. No se necesitas recoger paquetes o recetas médicas en la farmacia. No hay nada que pueda perderse u olvidarse.

Total privacidad. Nadie puede saber si tienes un DIUH, no hay paquetes ni nada que debas hacer antes de tener relaciones sexuales.

Seguro y bueno para los cuerpos femeninos. La mayoría de expertos están de acuerdo en que si eres sana y tienes un útero, probablemente eres una buena candidata para el DIUH. Esto es cierto, incluso si eres joven, no has estado embarazada nunca, acabas de tener un aborto, realizas trabajo físico y pesado, o no has tenido hijos todavía. También es un excelente método para las nuevas madres (incluso si estás amamantando).

La pregunta sobre el embarazo. Deberías poder quedar embarazada rápidamente después de que te han retirado el DIUH. Si no estás lista para una situación como esta, apenas lo extraigan, protégete con un método anticonceptivo diferente.

Disponibilidad. ¿Te gustaría utilizar este método? Está disponible en muchos países. Solo pregunta en las clínicas de salud locales.

Cómo se usa

El primer paso para obtener un DIUH es hablar con la persona a cargo de la prestación de tus servicios de salud. Te hará preguntas y te realizará un examen para asegurarse de que el DIUH es adecuado para ti.

Puedes ponerte el DIUH en cualquier momento del mes. A algunos prestadores les gusta insertarlo durante el período, pero cualquier momento está bien siempre que sepas que no estás embarazada. Puede ser más cómodo insertarlo durante la mitad de tu período (es cuando tu cérvix, el cuello del útero, está más abierto).

Es común sentir cólicos cuando se inserta el DIUH, pero desaparecerán con algo de descanso o analgésicos. Algunas mujeres pueden sentirse mareadas. Cuando el DIUH está adentro, notarás una pequeña cuerda que cuelga hacia tu vagina. Está ahí para poder quitarlo posteriormente (las cuerdas no cuelgan fuera de la vagina).

Una vez que está adentro, debes revisar la punta de las cuerdas algunas veces al año para asegurarte de que están en su lugar. Se hace así:

Lávate las manos con agua y jabón, y luego siéntate o agáchate.

Pon tu dedo dentro de tu vagina hasta que toques el cérvix: se siente firme y chicloso, como la punta de tu nariz.

Siente las cuerdas, si las encuentras, ¡felicidades! Tu DIUH está bien ubicado. Pero si sientes la parte dura del dispositivo contra tu cérvix, debes acudir al proveedor para que lo ajuste o lo reemplace.

¡No hales las cuerdas! Si lo haces, el DIUH se puede salir de su lugar.

Si no te sientes cómoda verificando las cuerdas, puedes solicitar este servicio a tu proveedor un mes después de la inserción y, luego, anualmente.

Efectos secundarios

Cada ser humano es diferente. Tu experiencia puede no ser igual a la de otra persona.

Lo positivo: hay muchas cosas del DIUH que son buenas para tu cuerpo y para tu vida sexual.

  • Fácil de usar.
  • No interrumpe el calor del momento.
  • Protección de largo plazo sin mucho esfuerzo.
  • Seguro para fumadoras y quienes sufren de hipertensión y diabetes.
  • Puedes usarlo cuando estás amamantando.
  • Puede ayudar a protegerte contra el cáncer cervical y endometrial.
  • Reduce los síntomas de la endometriosis.

Lo negativo: todo el mundo se preocupa por los efectos secundarios negativos, pero para muchas mujeres, no son un problema. El cuerpo se ajusta rápidamente al DIUH, aunque puede tomar unos meses.

Las quejas más comunes:

  • Son comunes los cambios en el sangrado, pero no son perjudiciales. Normalmente, menos sangrado por menos días, o sangrado irregular o poco frecuente.
  • Cólicos y dolores de espalda.
  • Acné.
  • Cambios de humor.

Otros temas para tener cuidado:

  • Que se salga el DIUH.
  • Infección.
  • Que el DIUH presione hacia la pared del útero.

Si sientes que los efectos secundarios son más de los que puedes aceptar después de tres meses, cambia de método y continúa protegiéndote. Recuerda, ¡hay un método para todo el mundo, en todo lugar!

*Para un pequeño número de mujeres, hay riesgos de importantes efectos secundarios.

Preguntas frecuentes

Estamos aquí para ayudarte. Si todavía no te sientes cómoda, te podemos sugerir otras alternativas. Solo recuerda: si decides cambiar de método, protégete en el entretanto. Los condones ofrecen una buena protección mientras encuentras una opción que se adecúe a tus necesidades.

¿El DIUH le hará daño a mi pareja?

El DIUH no debería hacerle daño a tu pareja. Si has oído que las cuerdas pueden generar molestias a los hombres cuando se tienen relaciones, debes saber que la mayoría no puede sentirlas. Sin embargo, si le molestan, las personas prestadoras de tus servicios salud deberían recortarlas. Además, normalmente se hacen más suaves con el tiempo.

¿Y si mis cólicos menstruales empeoran?

Inténtalo por algunos meses y toma ibuprofeno los primeros días de tu período.

¿Aún así no funciona? Si estás contenta usando un DIUH, pero te parece que los efectos secundarios no mejoran con el tiempo o con analgésicos, prueba cambiar a un implante.

Prueba un método diferente: implante

¿Y si quiero quedar embarazada?

Si estás lista para embarazarte, pide a la persona prestadora de tus servicios de salud que te quite el DIUH. Tu cuerpo debería volver a la normalidad rápidamente y podrás empezar buscar un embarazo enseguida.

Mi DIUH se salió. ¿Cuál es la probabilidad de que vuelva a suceder?

La expulsión del DIUH puede producirse en un pequeño porcentaje de mujeres, durante el primer año posterior a su inserción. Es más probable que se dé en mujeres que:

  • No han estado embarazadas.
  • Son menores de 20 años.
  • Tienen un historial de períodos muy fuertes o dolorosos.
  • Se ponen el DIUH justo después de dar a luz o han tenido un aborto en el segundo trimestre de su embarazo.

La expulsión parcial puede darse porque el DIUH no estaba en la posición correcta: puede haber quedado muy abajo del útero. Puede haber sucedido algo en el momento de la inserción o puede estar relacionado con características uterinas, como el tamaño, el ángulo o la presencia de condiciones como fibromas que pueden generar formas irregulares. Para las mujeres que tienen una expulsión del DIUH, la probabilidad de que se salga un segundo dispositivo puede ser mayor.

¿Todavía no funciona? Si te gusta la comodidad de usar un DIUH, pero tienes problemas con la expulsión, podrías cambiarte al implante, una opción de largo plazo y que requiere poco mantenimiento.

Prueba un método diferente: implante.

¿La inserción del DIUH dolerá?

El dolor por la inserción del DIUH puede variar de persona a persona. Desafortunadamente, no hay una droga maravillosa que disminuya los dolores producidos por la inserción.

Puedes tomar ibuprofeno antes y asegurarte de que el dispositivo se inserte cuando tu cérvix está abierto, por ejemplo, cuando estás con tu período u ovulando. Incluso si hay algún dolor, puede valer la pena a cambio de tener relaciones sexuales libres de embarazos.

Quiero quitarme el DIUH ¿Puedo hacerlo yo misma?

Es posible que hayas encontrado en internet algunas historias sobre personas que se han quitado ellas mismas el DIUH. No lo recomendamos. No hay suficiente investigación en este punto para saber si es seguro. Si no estás feliz con tu DIUH, acudir a la persona prestadora de servicios de salud te dará la oportunidad de explorar otras opciones para la prevención del embarazo o para quedar embarazada.

Si estás lista para quedar embarazada, puedes hablar con tu prestador sobre lo que debes hacer con el fin de prepararte para un embarazo sano.

¿Aun así no funciona? Si quieres algo de larga duración y fácil de usar, el implante puede ser otra buena opción.

Prueba un método diferente: implante.

¿Puedo usar un DIUH si vivo con VIH?

Las mujeres viviendo con VIH pueden usar un DIUH de manera segura, si no tienen enfermedades clínicas o si son leves, independientemente de si siguen o no una terapia con antirretrovirales.

¿Puedo usar tampones si tengo un DIUH?

Está bien siempre que tengas el cuidado de no halar las cuerdas del DIUH, de lo cual no deberías preocuparte mucho porque las cuerdas de un tampón están fuera de tu vagina y las del DIUH deberían estar en la parte de arriba, cerca de tu cérvix. Si las cuerdas del DIUH están cerca de las del tampón, debes consultar a la persona prestadora de tus servicios de salud porque es posible que tu DIUH se haya salido.